Friday, June 09, 2006

Una Falsa "Profecía de Fátima"


Share/Bookmark
Hay un email que se está circulando que dice que la Virgen de Fátima predijo que el fin del mundo se acercaría este 6 de junio (06.06.06). Es cierto esto? Tienes copia de la profecía original?

-No, no es cierto. Ese no es el texto del secreto de Fátima. El que lo escribió se lo habrá sacado de la manga. Y también algunos de los datos históricos ofrecidos en esa explicación del mensaje son falsos (por ejemplo, fue el Papa Juan XXIII, y no Juan Pablo II, quien primero decidió no revelarlo; la hermana Lucía ya no vive; murió hace más de un año; etc.). Aquí hay un artículo de un sacerdote y teólogo católico Peruano que explica la falsedad de este inauténtico “secreto de Fátima.”

El mensaje original de Fátima (íntegro y sin sensacionalismo) lo verás en este website muy bueno e informativo del “Fatima Center”:

(Es en inglés; no conozco mucho los websites en español, pero estoy seguro que hay varios muy buenos; por ejemplo, este.) Pero hay que tener cuidado y saber cuáles son ortodoxos y cuales no lo son.)

De todas maneras, absolutamente nadie, sino Dios Padre, sabe la hora ni el dia en que el mundo se acabará. Jesús vendrá denuevo cuando nadie lo espere. Ninguna profecía que pretenda predecir cuando el mundo se acabará es compatible con el dogma católico. Asi enseña Jesús mismo (Mc. 13:31-37):
El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán. Empero de aquel día y de la hora, nadie sabe; ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre. Mirad, velad y orad: porque no sabéis cuándo será el tiempo. Como el hombre que partiéndose lejos, dejó su casa, y dió facultad a sus siervos, y a cada uno su obra, y al portero mandó que velase: Velad pues, porque no sabéis cuándo el señor de la casa vendrá; si a la tarde, o a la media noche, o al canto del gallo, o a la mañana; Porque cuando viniere de repente, no os halle durmiendo. Y las cosas que a vosotros digo, a todos las dijo: Velad.
Y denuevo (Mt. 24:35-51):

El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán. Empero del día y hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino mi Padre sólo. Mas como los días de Noé, así será la venida del Hijo del hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día que Noé entró en el arca, y no conocieron hasta que vino el diluvio y llevó a todos, así será también la venida del Hijo del hombre. Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado: Dos mujeres moliendo a un molinillo; la una será tomada, y la otra será dejada. Velad pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Esto empero sabed, que si el padre de la familia supiese a cuál vela el ladrón había de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad apercibidos; porque el Hijo del hombre ha de venir a la hora que no pensáis. ¿Quién pues es el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su familia para que les dé alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo, al cual, cuando su señor viniere, le hallare haciendo así. De cierto os digo, que sobre todos sus bienes le pondrá. Y si aquel siervo malo dijere en su corazón, Mi señor se tarda en venir: Y comenzare a herir a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos; vendrá el señor de aquel siervo en el día que no espera, y a la hora que no sabe, y le cortará por medio, y pondrá su parte con los hipócritas: allí será el lloro y el crujir de dientes.

Y ese mismo es el mensaje original y verdadero de la Virgen en Fátima: Rosario, ayuno, confesión, comunión, reparación por los pecados... nada de cataclismos, ni de bombas nucleares, ni de cuándo se acaba el mundo, ni de tonterías de esas. Solamente que tomemos nuestra fe en serio y que hagamos reparación por nuestros pecados, que glorifiquemos a Dios en todo momento, y que hagamos todo lo necesario para ir al cielo. Catolicismo, no sensacionalismo.

La Virgen quiere que seamos salvos; no simplemente que nos asustemos. Mantente firme en las manos de la Virgen de Fátima y de nuestra Santa Madre Iglesia, y no le hagas caso a esos locos que se sacan doctrinas religiosas de la manga.
Post a Comment